martes, 29 de marzo de 2011

Esta vez, ganaron las Black Sticks


En el último minuto del partido, Nueva Zelanda venció a Argentina por 2 - 1 en el tercer encuentro disputado en Auckland y que cierra las presentaciones argentinas en ese país. Con goles de Clarissa Eshuis y Cathryn Finlayson, las Black Sticks celebraron junto a los fans locales. El descuento para Argentina, fue conseguido por Daniela Sruoga.

En un partido muy emotivo en que Las Leonas jugaron con brazalete negro y se homenajeó a Amanda Hooper, la ex Black Stick desaparecida en el terremoto del mes pasado en esas tierras, la buena actuación argentina no alcanzó para llevarse el triunfo.

Esta vez la defensa neocelandesa no cometió errores y la arquera Sally Rutherford se llevó toda la ovación. Fue justamente gracias a ella que el primer tiempo se cerró sin goles a pesar de los constantes embates argentinos.

Las albicelestes tuvieron diez cortos a favor contra sólo dos de las anfitrionas. Sin embargo le tomó 15' a las Leonas conseguir el primero, que terminó salvado en la línea por Emily Naylor

Nueva Zelanda intentó varios ataques durante el primer tiempo pero la fuerte defensa nacional impidió que se abriera el marcador. En el minuto 58 llegaron los dos cortos para las Black Sticks. Eshuis consiguió así el primer tanto con un flick por encima del guante de Simonassi.

El contragolpe argentino fue letal y seis minutos más tarde Dani Sruoga niveló las cosas tras una jugada preparada de corto.

Con menos de un minuto por jugar, Cathryn Finlayson se encontró una pelota boyando al borde del área y rapidamente aprovechó para clavarla lejos de la arquera de Pucará y regalandole el triunfo a su equipo para el 1 - 2 final.

Argentina formó con Simonassi, Zuloaga, D'Elía, Barrionuevo, Josefina Sruoga, Scarone, Rodriguez, Kañevsky, Daniela Sruoga, Merino y Luchetti. Más tarde ingresaron: Habif, Sánchez Moccia, González Canda y López Basavilbazo.

Las Leonas estarán viajando mañana con destino a Australia para encarar la segunda parte de la gira por Oceanía.

¡Gracias Sandra!

No hay comentarios :